Las oficinas repletas de cubículos perfectamente delimitados, con ventanas cerradas a ambos lados y un suelo de moqueta que se expande hasta los despachos de los directivos ya no tienen cabida. Los espacios de trabajo llevan años evolucionando y la creencia de que crear un entorno estéril, que no genere distracciones a los empleados se está cayendo del imaginario de las nuevas generaciones.

Los entornos de trabajo han de ser abiertos, dinámicos, deben facilitar la interacción entre empleados y, sobretodo, no deben ser aburridos. Palo Alto sabe mucho de todo esto, pero no hace falta acudir a los EEUU para encontrar autenticas maravillas.

7 espacios de trabajo en los pagarías por acudir cada mañana

Selgas Cano, Madrid

Todos conocemos el clásico modelo de edificio de oficinas impresionante. Está en el centro de la ciudad, tiene espacios enormes y su altura va más allá de lo que alcanza la vista.

Nada que ver con el espacio de trabajo Selgas Cano, en Madrid. Una oficina pequeña, medio subterránea y alejada del centro de la ciudad. Y es una maravilla. Diseñada por Iwan Baan es una oficina luminosa, con líneas limpias, detalles coloridos, buena comida, áreas de juego… y con una sensación de naturaleza máxima. 

Google, Zurich

Una de las empresas que más ha trabajado en la labor de educar a la sociedad sobre la necesidad de modernizar el concepto de las oficinas de trabajo ha sido Google.

Una de sus reglas de oro es que ningún empleado debe estar a más de 100 metros de los alimentos. Así que no es de extrañar que sus oficinas presenten cafeterías allá donde uno mire. Además, en ellas se sirve comida de forma gratuita 3 veces al día. Es cierto que sus oficinas son grandes, pero puede resultar tremendamente divertido bajar de piso mediante sus toboganes o la barra de bomberos clásica. Y si con tanto estímulo necesitas pasar un momento de calma, siempre puedes acudir a su biblioteca… ¡o acuario! En fin, es Google, que vamos a contar que no sepáis ya de sus oficinas…

Red Bull, Londres

Situada en el barrio del Soho, Red Bull se sirvió de 5 espacios que eran utilizados como pubs, para crear estas oficinas. Lo interesante es que estos 5 espacios no eran contiguos, ni tienen la misma altura, así que el concepto de por si ya da pie a un sinfín de posibilidades disruptivas.

Estas oficinas albergan a 100 trabajadores y están diseñadas para tener un gran numero de salones para crear la mayor interacción posible entre los empleados. Y claro, es Londres y ya hemos comentado que anteriormente el espacio estaba destinado a pubs, así que no tan de extrañar que el espacio destinado a la recepción de visitas por la noche se convierte en un bar.

Comvert, Milan

Comvert, marca de ropa alternativa, buscaba un nuevo espacio para sus nuevas oficinas. En esa búsqueda encontraron un viejo cine abandonado… y lo vieron como la solución perfecta. Grande para albergar espacios de trabajo amplios, gran capacidad de almacenaje y un espacio para la apertura de una tienda. Todo encajaba excepto una cosa. ¿Qué podían hacer con la que había sido históricamente la sala de butacas?

Solución. Convert construyó un skate park que queda perfectamente suspendido sobre el espacio del almacén. Aprovechamiento de espacio, máximo entretenimiento para el personal y refuerzo de los valores de la marca. Jugada maestra.

Dtac, Bangkok

La compañía Dtac decidió unificar en un mismo espacio los 6 edificios de oficinas que tenía repartidos por la ciudad. Se trata del mayor contrato de arrendamiento en la historia de Tailandia.

El neuvo edificio, de 22 plantas, quieres ser el fiel reflejo de la filosofía de la compañía “juega y aprende” A lo largo y ancho de las 22 plantas podemos encontrar; una enorme biblioteca circular, una planta dedicada por completo a ofrecer espacios lúdicos a los empleados, pequeños campos de futbol, mesas de ping pong, pista de atletismo, sala de conciertos y espectáculos… a destacar, por si todo lo dicho fuera poco, un espacio que sirve de Foro de Conversación, zona de picnics y una espectacular terraza abierta con vistas a Bangkok.

Think Garden, Milán

La empresa Think Garden sabe que nuestro trabajo nos ata a pasar una gran cantidad de horas en interiores y frente a nuestra pantalla de ordenador… pero eso no quiere decir que debamos alejarnos de la naturaleza.

Su oficina está diseñada para transmitir las mejores sensaciones de la naturaleza mediante grandes plantas, flores e incluso árboles. Las paredes están diseñadas para que te de la sensación de encontrarte en medio de un bosque, efecto que se ve reforzarado mediante un mobiliare en tonos de color blanco brillante que sirven para contrarestar con la vida vegetal.

Corus Quay, Toronto

Cerramos hablando de la oficina de Corus Quay, una monstruosidad de 500.000 pies cuadrados que ha sido denominado cómo el edificio más inteligente de la ciudad.

Repleto de espacios abiertos, presenta un sinfín de posibilidades para que sus empleados se distraigan con todo tipo de atracciones y juegos. Colores brillantes, espacios abiertos, grandes pantallas de televisión, mesas con forma de pistas de hockey sobre hielo. Es Canadá, que os pensabais!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *