No tengo dudas de que si estas leyendo esto es porque eres un creador de contenidos. Es más, estoy seguro de que creas contenidos de interés. En ocasiones excelente. Y eso, como sabes, tiene un trabajo detrás que va mucho más allá de sentarse a escribir. No hay musas.

Si creas buen contenido, es porque te esfuerzas en crear algo que resulte interesante para tus lectores; educas, entretienes, inspiras o solucionas problemas / dudas. Sin embargo, debes enfrentarte a una paradoja. Tienes un enemigo que a su vez es tu mayor aliado; Internet. La red te da la oportunidad de hablarle al mundo, de llegar a un público exponencial. Pero la red, también está sobresaturada de entradas debido a la gran popularidad con la que cuenta el marketing de contenidos. Y muchas de esas entradas o blogs que copan internet, también son excelentes.

Si quieres alcanzar el éxito, tu contenido debe pasar de ser excelente a ser increíblemente asombroso. Y a continuación, te damos las claves para conseguirlo.

Contenido original

Olvídate de buscar contenido en internet para readaptarlo a tu lenguaje, aderezarlo con un poco de sal y esperar que sea un contenido asombroso. Eso no funciona. El contenido que publiques debe ser original. Y debe ser fresco. Para ello debes echar mano de herramientas que te permitan realizar infografías, ilustrarlo con fotografías, diapositivas de ejemplo… el contenido ha de ser original y debe ofrecer un componente único para su viralización.

Contenido compartible

Alrededor del 80% de personas que vean una de tus publicaciones, no pasará de leer el título. Así que parte de tus esfuerzos deben centrarse en intentar aumentar ese ratio. Existen muchos expertos que afirman que utilizar números en tus títulos (presentar una lista) es una táctica que mejora el ratio de clics. También un subtítulo que termine de hacer el efecto push es muy beneficioso para relatar que encontrará el lector si hace clic. Del mismo modo, existe cierta creencia sobre algunas palabras que colocadas en un título motivan más al lector a querer leer la entrada entera. Existen mil creencias, y probablemente todas sean ciertas según el sector, el tipo de lector y el tono de la noticia que estás publicando. No te canses de probar. Busca que fórmula o consejo se adapta mejor a tu contenido y público. marketing contenidos

Contenido accionable

¿Has echado algo de menos en el punto anterior? Te he hablado de una lista de palabras que motiva a los lectores a clicar, pero ni te las he dicho ni te he facilitado un link para que puedas descubrir esas palabras. Y eso, es un error por mi parte. Uno grave. Es muy frustrante entrar en un artículo para obtener consejos y que no te de ninguno. O que te diga la solución a tu problema es X, pero no te diga como llevarla a cabo. O que le dé importancia a una lista de palabras para motivar al lector a hacer clic, y no te las facilite. Debes ponérselo fácil al lector. No necesariamente tienes que dar tú directamente todas las claves y respuestas, pero si debes ayudarles a efectuar un recorrido completo que satisfaga todos sus intereses.

Contenido enriquecido

Ya tienes un título tremendamente llamativo. Ya tienes un subtítulo que termina de echar el lazo a tus lectores… ok, ya los tienes leyendo tu artículo. ¿Sabes qué deben encontrar en él? Contenido enriquecido. A nivel de lectura, no les presentes un mazacote lleno de líneas de texto. Puede ser un texto genial. Pero hasta en las novelas más brillantes se utilizan trucos para dar aire al lector. Utiliza infografías que resuman toda la info de tu artículo de un vistazo. Utiliza títulos H2-H3-H4, utiliza la negrita, los bullet points, transforma la letra pura en algo llamativamente visual siempre que puedas… en definitiva, utiliza todos los recursos que tienes a mano para evitar una presentación que asuste al lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *